LATIGAZO CERVICAL

Inicio  |  Seguridad pasiva en RiveKids   |  LATIGAZO CERVICAL
Latigazo_cervical_Rivekids

LATIGAZO CERVICAL

Todos nuestros seguidores conocen lo que en RiveKids nos preocupa el problema del latigazo cervical, tanto en adultos como en niños. Recientemente hemos descubierto un interesante artículo de Laura Muñoz Calvo en la página de la Asociación Día titulado VISIÓN MÉDICA: CONSIDERACIONES EN TORNO AL LATIGAZO CERVICAL Y EL ARTÍCULO 135. El artículo en cuestión lo pueden leer aquí.

Todos los que trabajamos en Seguridad Pasiva manejamos valores biomecánicos de una u otra forma y en este artículo se pone de manifiesto la visión de un médico, el doctor Jordi Canosa, traumatólogo y Valorador de Daño Corporal.

¿CÓMO EVALUAR EL LATIGAZO CERVICAL?

En realidad, la pregunta correcta sería: ¿Se puede evaluar el latigazo cervical y con qué grado de certeza? El Síndrome del Latigazo Cervical (SLC) no está comprendido en su totalidad y presenta áreas sin explorar, si además sumamos las limitaciones técnicas a la hora de su reproducción en dummies y los no demasiados estudios con cadáveres y lesionados de distinta magnitud, el tema se hace más complejo de lo que a priori se puede interpretar.

Los médicos asistenciales, ante el amplio espectro de manifestaciones clínicas en número e intensidad, lo tienen realmente complicado. Actualmente, los médicos no disponen de un método fiable que pronostique la duración o las secuelas del Síndrome del Latigazo Cervical. Una resonancia, por ejemplo, no aporta información demasiado fiable que, junto con la picaresca que en ocasiones existe en torno al accidente de tráfico, hace altamente complicada la evaluación real del Síndrome del Latigazo Cervical.

Según el monográfico del grupo de Quebec, el Síndrome del Latigazo Cervical afecta a los segmentos dorsal y lumbar de la columna además del raquis cerebral. Acorde con el artículo, éste monográfico se diferencia del Protocolo Barcelona en que busca una aproximación científica y racional al problema, mientras que este último busca “reducir al mínimo las indemnizaciones”.

¿CÓMO EVALÚA EL LATIGAZO CERVICAL EL PROTOCOLO BARCELONA?

Continuamos con la lectura del interesante post que nos brinda la Asociación Día de víctimas de accidentes y nos proponemos compartir sus conclusiones y ayudar a darlas la mayor difusión posible. Según explica el texto, en la redacción de tal protocolo, el Protocolo de Barcelona, no han intervenido médicos traumatólogos y, al parecer, ha podido existir algún conflicto de intereses que no ha quedado resuelto. Es un tema para investigar más en profundidad, ya que dicho protocolo se ha utilizado, tal y como comenta el artículo, para la redacción del artículo 135 del nuevo baremo de indemnización.

LA BIOMECÁNICA Y EL LATIGAZO CERVICAL

“Biomecánica es un área científica relacionada con la biología y la capacidad de movimiento de personas y animales, pero no con los objetos”. (Laura M.C).

“Ciencia que estudia las fuerzas y las aceleraciones que actúan sobre los organismos vivos”. (RAE).

“La biomecánica es una disciplina científica que tiene por objeto el estudio de las estructuras de carácter mecánico que existen en los seres vivos”. (Centro de valoración).

Tres descripciones de un mismo término, a las que habría que añadir el concepto “biofidelidad” del que ya escribimos en otro post.

En el texto se afirma: “No está demostrado el paralelismo que pueda haber entre las “lesiones” de un vehículo y las lesiones de sus ocupantes. Estas se hallan vinculadas a muy diversos parámetros que raramente se mencionan, a saber: inclinación del respaldo del asiento, altura de la zona horizontal del mismo en relación al volante y al suelo del vehículo, peso y altura del lesionado, “alerta” o no del mismo ante el posible impacto, etc.”. Estamos muy en la línea de dicha afirmación y no como mera opinión, ya saben los lectores de RiveKids que aquí somos mucho más de datos que de opiniones. Dentro de nuestro estudio de investigación encontramos anomalías en las gráficas de la resultante de aceleraciones en cabeza en los retrocesos de los dummies Q.

 

Latigazo_cervical_Rivekids

 

Latigazo_cervical_Rivekids

 

Latigazo_cervical_Rivekids

 

Latigazo_cervical_Rivekids

 

seguridad_rivemove

 

¿Qué grado de biofidelidad tiene un dummy de la serie Q a la hora de representar el posible latigazo cervical?

Después de leer el interesante artículo de Laura Muñoz y con los test ya realizados dentro de nuestra investigación, podemos concluir que queda mucho, mucho, mucho camino por recorrer en lo que a Seguridad Pasiva se refiere.

Tras la primera versión de este post sobre Latigazo cervical y ante la afirmación: “No está demostrado el paralelismo que pueda haber entre las “lesiones” de un vehículo y las lesiones de sus ocupantes nos dispusimos, en RiveKids, a ampliar información al respecto.

¿CÓMO DETERMINAR LA SEVERIDAD DEL IMPACTO?

Lo más sencillo es acudir a un informe de biomecánica.

El objetivo de los informes de biomecánica de muchos peritos es determinar la severidad de la colisión, ¿realmente lo consiguen?, ¿son capaces los peritos de determinar la severidad de un impacto?, si buscan conocer la severidad del impacto, ¿por qué llamar a los informes de severidad del impacto informes de biomecánica?

Cuanto más profundizamos en el tema del Latigazo Cervical más dudas tenemos.

Habitualmente en España se determina la severidad del impacto en función del Delta-V y la aceleración media.

El Delta-V nos marca las diferencias de velocidades, más en concreto, el cambio de velocidad, que en un impacto será reducción de velocidad.

La aceleración media, que en un impacto será deceleración media, nos mide el cambio de velocidad con respecto a un tiempo de media en un impacto.

En RiveKids no somos muy amantes de las medias y más adelante entenderán el porqué, y es que si somos dos personas y una persona come un pastel y la otra persona no lo come, la media es de medio pastel para cada persona. En investigación tenemos un ejemplo también muy exagerado, pero fácilmente entendible, el coronel John Stapp soportó un Delta-V de 1017 km/h en 1,4 segundos y falleció muchos años después, de anciano. Soportó una deceleración media de más de 20 g y picos superiores a 40 g.

rivekids_latigazo_cervical

 

Si lo comparamos con un ensayo de impacto con los “requerimientos ADAC”, en sillas de coche podemos tener una aceleración de carro máxima de 36,14 g, un Delta-V de 74 km/h y la aceleración máxima de la cabeza del dummy Q10 es de 63,07 g, en este ensayo específico al que hacemos referencia porque con el mismo Delta-V y la misma aceleración, el mismo dummy, cambiando la silla de coche podemos encontrar distintas aceleraciones en cabeza que en algunos de nuestros ensayos han llegado a superar los 90 g. A esto comentamos que la aceleración máxima que permite la homologación de sillas de coche ECE R129 es de 80 g.

latigazo_cervical_rivekids

 

Parece ser que, según la bibliografía médica, “los parámetros Delta-V y aceleración media son los que mejor predicen el riesgo de lesión”, sin embargo nuestra modesta experiencia nos hace pensar que son variables importantes pero no determinantes.

Vamos a dejar a un lado la parte médica y vamos a intentar ver el latigazo cervical y la severidad del impacto desde la física, para después poder extrapolar, en caso de ser posible, a la biomecánica del impacto en los ocupantes.

Dando por supuesto que ha existido un impacto y que un experto valorador de daños ha reflejado los daños de forma minuciosa en un informe. Después, otro experto, con esos datos aplica una metodología para generar una hipótesis a cerca del Delta-V y aceleración media que ha existido en dicho accidente y de su informe técnico de severidad del impacto un experto médico hace una valoración de biomecánica. Resumiendo mucho:

  • Experto valorador de daños.
  • Experto en informe de severidad de impacto.
  • Experto médico en biomecánica.

Ojo, si cada colisión es un mundo, ¿por qué se aplican siempre los mismos varemos?

Vamos a repasar las distintas metodologías que conocemos en RiveKids para determinar la severidad del impacto ante impacto de baja velocidad, que es donde más frecuentemente se produce el latigazo cervical. ¿Cuándo el impacto es muy severo no hay tantos latigazos cervicales?:

  • Principio de conservación de la cantidad de movimiento. Se basa en los coeficientes de restitución y velocidades de impacto. El primero, el coeficiente de restitución, en la mayoría de los casos lo tenemos que suponer o estimar para resolver la ecuación. ¿Conocemos los coeficientes de restitución en base a datos empíricos?, ¿Se podrían conocer dichos coeficientes de restitución? Se podría conocer con experimentación, ¿Alguien hace experimentación?

Se da por supuesto en España de forma genérica que ante un impacto lateral se estima un coeficiente de restitución entre 0,01 y 0,2. ¿Hay experimentación técnica que soporte este coeficiente de restitución?

Por si esto no era suficiente suposición también se tiene que suponer la velocidad de entrada y salida de la colisión:

  • Método Campbell. Su objetivo es calcular la energía absorbida mediante las deformaciones de los vehículos y está diseñado para impactos a alta velocidad (en los años 70), ya que requiere de deformaciones importantes en el chasis del vehículo. ¿Conocemos en la actualidad la rigidez de los vehículos? Es evidente que no y es muy distinta entre distintos modelos incluso dentro de la misma marca de coches.
  • Referencia errónea a una normativa o reglamento de paragolpes de 1981.
  • Metodología experimental o el método del “ensayo-error de toda la vida”. En el caso concreto de los informes de severidad de impacto requieren forzosamente de reproducción del impacto lo más fielmente posible tanto a nivel físico como, una vez tengamos todos los parámetros totalmente definidos, a nivel de simulaciones por elementos finitos. Para los más puestos en la materia de reconstrucción o de replicación de cualquier ensayo no es necesario recordarles que el software hay que alimentarlo con datos verdaderos y fidedignos para que, una vez ajustado, su resultado sea lo más similar posible al de la realidad. Para los que no conozcan el tema les explicamos que para modelar con bastante fidelidad el comportamiento del chasis de un coche en un impacto con software antes hay que haber sometido a ese coche (a varios coches) a una batería de ensayos de impacto estáticos y dinámicos con todo el chasis y resto de componentes perfectamente instrumentados. (El problema de usar este método es que es altamente costoso, ya que prácticamente no existen datos públicos al respecto. ¿Están las compañías de seguros dispuestas a reproducir el suficiente número de impactos como para poder alimentar una base de datos lo suficientemente grande como para hablar de datos objetivos, medibles y comparables?).

Cuanto más avanza el post y la investigación que nos lleva a escribirlo, más dudas tenemos y más ponemos en duda muchas de las cosas que se están haciendo hasta la fecha en los mal llamados informes de biomecánica, que en realidad son informes de severidad del impacto.

Una vez puesto todo en duda, pueden pensar que los mal llamados informes de biomecánica no son útiles. Todo lo contrario, los informes de severidad del impacto, realizados con los conocimientos adecuados y el método o métodos oportunos son realmente eficientes para conocer la severidad del impacto, otra cosa serán las consecuencias en los pasajeros en función de multitud de variables.

Resumen/Conclusiones del artículo “Redéfinir le whiplash et sa prise en charge”

El estudio “Redéfinir le whiplash et sa prise en charge” fué realizado por la Sociedad del Seguro Automotor de Quebec (SAAQ), trata sobre el latigazo cervical, sus consecuencias, severidad, gravedad, posibles tratamientos y su atención médica, entre otros. De este hemos extraído algunas conclusiones.

La tasa anual de latigazo cervical en Quebec en el año 1987 era de 70 casos por cada 100.000 habitantes. La tasa era más alta en mujeres que en hombres, 86 y 54 por 100.000 respectivamente. A su vez, en los hombres la incidencia era mayor en los grupos de edad de 5 a 9 años y de mayores de 65 años.

La tasa más alta de latigazo cervical se encuentra entre los 20 y 24 años para ambos sexos.

Las víctimas de latigazo cervical eran pasajeros en un automóvil (89 %), camión (5,4 %) o en otro tipo de vehículo (4 %): autobús, motocicleta, ciclomotor.

Más de la mitad de los esguinces cervicales (53,8 %) se produjeron en vías donde el límite de velocidad era inferior a 60 km/h.

El 53 % de los afectados por estas lesiones tarda más de 4 semanas en recuperarse.

El coste promedio de una persona que ha sufrido un latigazo cervical es de 3.200 dólares canadienses (aproximadamente 2.118 €). Las reclamaciones de compensación a aseguradoras se dan más en las mujeres que en los hombres. El porcentaje de reclamaciones es más alto en zonas pobladas de Canadá que en las zonas menos pobladas, dado que en las ciudades se da una mayor actividad y un mayor riesgo de sufrir estas lesiones.

El 22 % de las personas que sufren una lesión en el cuello (latigazo cervical) no experimentan dolor hasta 12 horas o más después de la colisión.

Factores demográficos asociados a un mayor tiempo de recuperación: ser mujer, tener una edad avanzada, colisión con heridos o víctimas mortales.

Más comentarios sobre el latigazo cervical.

Los estudios con cadáveres de animales, dummies o con voluntarios humanos son de valor limitado, dado que se hacen en condiciones controladas que limitan la extrapolación de su realidad.

La velocidad mínima en la que se dio un latigazo cervical fue de 8 km/h. Todos nuestros seguidores saben que lo importante no es la velocidad o incluso el delta-V, lo importante realmente es la aceleración o deceleración.

En la fase de accidente, los estudios relevantes se centran en los reposacabezas y el cinturón de seguridad. El apoyo de la cabeza es importante para proteger la hiperextensión del cuello, sin embargo “estos elementos suelen ser ineficientes, mal diseñados o se colocan de forma incorrecta”. En otras ocasiones el reposacabezas está mal ajustado y la cabeza del individuo se coloca demasiado hacia adelante con respecto al soporte. Los reposacabezas deben estar lo más cercanos a la cabeza en el plano horizontal y no superar la altura de la cabeza en más de 70 mm. Además, el cinturón de seguridad de 3 puntos puede evitar que el torso rebote y que las consecuencias sean mayores si no tiene la tensión adecuada.

El latigazo cervical es un mecanismo de transferencia de energía en el cuello, de aceleración-deceleración. Puede resultar de un impacto trasero, frontal o lateral. La transferencia de energía puede causar lesiones óseas y de tejidos blandos, que a su vez pueden causar una variedad de manifestaciones clínicas (trastornos relacionados con un latigazo).

SÍNTESIS DE LOS DATOS DISPONIBLES SOBRE LATIGAZO CERVICAL

Se han identificado una serie de tratamientos para paliar los síntomas relacionados con trastornos de latigazo cervical.

Inmovilización:

  • Collares: reducen el rango de movimiento, de espuma suave.
  • Prescripción de reposo.
  • Almohadas cervicales.

Activación:

  • Manipulación.
  • Movilización: fisioterapia, asesoramiento postura, ejercicio hogar, aplicación frio-calor.
  • Tracción: estática, intermitente, manual.
  • Consejos y alineación postural.
  • Spray y estiramiento.

Modalidades pasivas/electroterapia:

  • Estimulación nerviosa transcutánea corrientes eléctricas.
  • Tratamiento por pulsos electromagnéticos.Estimulación eléctrica.
  • Láser, calor, hielo, masaje.

Tratamiento quirúrgico:

  • Inyecciones: De esteroides intraarticulares, subcutáneas de agua estéril.

Intervenciones farmacológicas:

  • Requisitos de activación.
  • Collar magnético.

Factores de pronóstico:

  • Signos y síntomas: dolor de cabeza, signos neurológicos y musculoesqueléticos, dolor de cuello, complicaciones visuales.
  • Hallazgos radiológicos.
  • Factores socioeconómicos y demográficos.
  • Factores psicológicos.

RESUMEN DE LAS CONCLUSIONES

IMPACTO SOCIAL DEL LATIGAZO CERVICAL

Recomendaciones: Las intervenciones sobre el paciente deben ir acompañadas de palabras tranquilizadoras sobre el pronóstico. El mensaje clave es que el dolor no es peligroso, por lo general es breve y controlable.

PREVENCIÓN DE LOS TRASTORNOS ASOCIADOS

Recomendaciones: Muchas de las medidas de prevención primaria probadas para reducir el riesgo y la gravedad de las colisiones entre vehículos; su aplicación y su difusión también siguen siendo incompletas. Se debe dar prioridad a las medidas para hacer que el entorno vial sea más seguro, sin dejar de lado las intervenciones educativas en el comportamiento. Los vehículos a motor deben estar equipados con reposacabezas para todos sus ocupantes, deben estar integrados en el asiento y ser de altura suficiente para proteger a personas de todos los tamaños. Los cinturones deben tener sistema de tres puntos y mecanismos de retracción.

DIAGNÓSTICO DEL LATIGAZO CERVICAL

Recomendaciones: Someterse a un examen clínico y radiológico.

TRATAMIENTOS ASOCIADOS AL LATIGAZO CERVICAL

Hallazgos: La mayoría de las operaciones no han sido evaluadas de forma científicamente rigurosa.

Recomendaciones: El uso de collarines no es recomendable. Los medicamentos tienen un papel limitado en el manejo de trastornos de latigazo cervical y deben utilizarse con moderación.

FORMACIÓN SOBRE EL LATIGAZO CERVICAL

Recomendaciones: Los profesionales de atención primaria deben recibir una mejora de la formación. Los programas actuales se deben nutrir de contenido multidisciplinar, programas de educación continua, materia de prevención, evaluación clínica, tratamiento y rehabilitación.

Recomendaciones clínicas: Importancia del juicio clínico del médico al cuidar del paciente. Considerar la individualidad de cada paciente.

RECOMENDACIONES SOBRE LA EDUCACIÓN

El responsable de atención primaria debe tener una formación de anatomista clínico. Con conocimientos de anatomía topográfica y de neuroanatomía, especialmente la periférica. Debe tener conocimientos del sistema nervioso autónomo, de rehabilitación del sistema musculoesquelético y de epidemiología clínica básica.

Por desgracia, hay lagunas importantes en la enseñanza de estos conocimientos, dado que varios especialistas adquieren estas habilidades de forma individual. Por ello se recomienda a los organismos nacionales intervenir directamente.

PRIORIDAD DE TRASTORNOS ASOCIADOS CON LA INVESTIGACIÓN DEL LATIGAZO CERVICAL

Se ha dedicado poca investigación y atención al latigazo cervical, teniendo en cuenta el número de víctimas de este problema tan común. La realización de estudios de lesión cervical en modelos animales de aceleración/desaceleración documentarían claramente sobre los daños ocasionados.

Los estudios deben ajustarse más a principios básicos de rigor científico. Los estudios futuros se beneficiarán de las descripciones de los pacientes, hallazgos físicos y síntomas. La exactitud y la normalización de los resultados permiten por ejemplo una mejor evaluación de las radiografías convencionales o de resonancias magnéticas.

El progreso real de estos estudios dependerá de un esfuerzo internacional de cooperación del que el principal beneficiario será el paciente que sufre de trastornos asociados con el latigazo cervical.

Por nuestra cuenta seguimos trabajando e investigando en comprender el latigazo cervical en niños mediante ensayos de impacto con dummies Q.

Seguimos investigando como una de las tres patas que tiene RiveKids para llegar al objetivo “cero víctimas infantiles en accidente de tráfico“:

  • Investigación técnica e independiente.
  • Tecnologías aplicadas a las necesidades reales de las familias: RiveMove.
  • Educación Vial: “La tecnología que más vidas salva en el mundo es la educación

Tengan o no tengan niños, sean o no usuarios de coche, les deseamos un feliz viaje:

El verdadero viaje es el que termina como comenzó, con felicidad e inocencia”.

ANTERIOR

3 sillas de coche en un Peugeot

SIGUIENTE

Congreso Nacional de Educación Vial Materno-Infantil para profesionales

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies