De la competición a los coches de calle

24h_le_mans_2019_rivekids

De la competición a los coches de calle

Con este post “de la competición a los coches de calle”, queremos dejar de manifiesto la evidente relación entre la alta competición y las mejoras en seguridad que muchos años después se implementan en los vehículos de calle. Poca gente sabe que muchos de los elementos de seguridad que hoy usamos en distintos vehículos tienen un origen distinto al de la alta competición, vienen de los conflictos bélicos.

En RiveKids, siempre que podemos, nos acercamos al mundo de la competición para ver y aprender de su I+D, su método de mejora continua y de implementación de mejoras, así como resolución de problemas de forma ágil.

Ejemplos de tecnologías que han ido de la competición a los coches de calle

Los frenos de disco: El primer sistema de frenos de disco eficaces fue ideado para el Jaguar C-Type, precisamente, para la mítica carrera 24 Horas de Le Mans en 1953. Los discos de acero desde entonces supusieron un salto en seguridad activa del automóvil, puesto que disipaban mucho mejor el calor que los frenos de tambores.

La fibra de carbono, con un paso previo por la aeronáutica, se refinó en los coches de competición antes de dar el salto a los “coches convencionales”. Podríamos decir que es una tecnología que está empezando su implantación en los coches de calle cuando en competición lleva usándose desde los 80.

La aerodinámica, los túneles de viento que en competición son indispensables para ganar milésimas al crono hoy en día lo son para hacer los vehículos particulares más y más eficientes.

La transmisión de doble embrague nace en competición en los 80 y se podría decir, simplificando mucho, que ha dado lugar a las cajas de cambio automáticas que hoy en día montan casi todos los coches y permiten un gran aprovechamiento de la energía.

Y un largo etcétera.

La tracción integral o la suspensión activa son dos buenos ejemplos de seguridad activa nacida en la competición que hoy está al alcance de la mayoría de los usuarios en sus coches de calle, bien directamente o bien a través de las mejoras parciales que los fabricantes han ido implementando gracias a dichas tecnologías.

Los neumáticos, para nosotros, son la verdadera seguridad activa nacida de la competición y puesta al servicio de todos nosotros. El neumático es el único contacto del coche con el asfalto y el encargado de controlar sus movimientos en carretera, sin la competición el nivel de seguridad de los neumáticos actuales sería impensable.

La competición y las sillas de coche, ¿tienen algo que ver?

Hemos tenido la posibilidad de seguir en directo la retransmisión de las 24 Horas de Le Mans en el programa AutoFM, de las cuales 8 fueron literalmente en directo en sus estudios de Madrid. Gracias a los grandes profesionales que forman el programa pudimos aprender mucho, mucho más que aquello que aparentemente trasciende de la propia competición. En el programa se entrevistaron a más de una decena de profesionales del mundo del motor y de cada uno de ellos se saca un aprendizaje. Invitamos a todos aquellos con curiosidad o simplemente aficionados al mundo de la competición del motor a vivir unas 24 Horas de Le Mans en directo, aunque sea a través de Auto FM Radio.

Puede que no haya, aparentemente, un vínculo directo entre la seguridad pasiva infantil y el mundo de la competición, sin embargo, nada más lejos de la realidad.

  • Sillas de coche adecuadas a talla y peso del niño. En alta competición los baquets están hechos a medida de cada piloto. En las carreras de resistencia como Le Mans, donde un coche lo pilotan 3 personas diferentes, cada una tiene una adaptación al asiento que ponen y quitan en cada turno de conducción. Cada persona tiene una medida de casco y por supuesto de mono.
  • Arnés de cinco o de tres puntos. Un piloto de competición no puede viajar en el sentido contrario a la marcha, al menos no de momento, y va anclado a su baquet y por ende a su coche mediante un arnés de cinco puntos. Ante un impacto el cuerpo va a ser solidario con el coche y la cabeza del piloto, con casco incluido, podría causar daños severos en el cuello de no ser por el sistema HANS. Sí, los pilotos de competición tienen que usar obligatoriamente el HANS, además de muscular mucho su cuello, para que en caso de impacto no sufran lesiones graves en la zona cervical por la sobrecarga que produciría la cabeza libre con el cuerpo solidario al baquet.

Un bebé no tiene hans ni un cuello supermusculado, por eso debe viajar en el sentido contrario a la marcha con arnés hasta los 105 cm o 18 kg, que normalmente coincide con el rango de tres años y medio a cuatro. Cuando un niño es ya grande puede viajar en el sentido de la marcha, eso sí, con cinturón de seguridad que permita un acompañamiento cabeza-cuello-pecho.

  • Anticipar el contacto. Un coche de competición tiene elementos de seguridad diferentes a los de un coche de calle y una de las diferencias son las barras de protección interior y la colocación del baquet con respecto al panel puerta y barra de antivuelco. El baquet está completamente pegado a la barra antivuelco para que en caso de colisión lateral la deceleración del adulto sea lo más parecida posible a la del vehículo. Las sillas de coche ya tienen, en su mayoría, elementos que anticipan el contacto con accesorios que suplementan la distancia entre la silla de coche y el panel puerta.
  • Profesionalización. En competición cada puesto, cada departamento, tiene un alto nivel de profesionalización y de especialización y esto no tiene un paralelismo directo con la puericultura donde, en la mayoría de los establecimientos, la misma persona que vende chupetes, vende también sistemas de retención infantil. Cada vez hay más tiendas especializadas en seguridad pasiva infantil, ojo, no todas las que dicen que son expertas realmente lo son, puesto que para ser experto de una materia tan complicada como esta se necesita un equipo multidisciplinar y la humildad de saber reconocer todo lo que se desconoce.

Si la competición es un buen semillero de I+D para la seguridad del día de mañana, ¡apoyemos la competición!

ANTERIOR

Día Nacional de la Moto

SIGUIENTE

3 sillas de coche en un Volvo XC40 con isofix

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies