Innovación en automoción

Innovación en automoción

Todos los Domingos se emite Seguridad Vital en La1 de Televisión Española. Es el único programa, o uno de los pocos que habla de #SeguridadVial en la parrilla televisiva. Es triste que lo emitan tan pronto, cuando si lo hicieran a mejor hora tendría mayor audiencia y por lo tanto mayor efecto en la población.

Destacamos una curiosidad que no tiene mucho que ver con la seguridad vial, pero si con la tecnología y la innovación en la automoción.

¿Porqué se inventan cosas nuevas?

El control de velocidad de crucero tiene muchos años, tantos que su origen está en la #IIGuerraMundial. Su origen es cotidiano e inesperado: Un ingeniero lo diseñó para evitar que su chofer se saltara los límites de velocidad y además no condujese de forma brusca. Pienso que es un origen tan sencillo como brillante.

Ante un origen humilde y sencillo parecía pensar que no tendría entrada en el sector de la automoción cuando en 1945 lo patentó el ingeniero mecánico Ralph Teetor.

Nada más lejos de la realidad puesto que en 1958 ya se podía comprar como extra por nada menos que 86$ de la época en el Chrysler Imperial.

rivekids innovacion seguridad vial

rivekids innovacion seguridad vial

Pero ese es el origen del control de velocidad “moderno”, sin embargo mucho años antes ya se había trabajado sobre una tecnología similar creada por James Watt y Matthew Boulton en 1788 para controlar el motor de vapor (ajustaba la posición del acelerador a medida que la velocidad del motor varía con cargas diferentes) para luego ser perfeccionado en 1910 por Peerless Motor Company quien incluso lo publicitó: “mantendría la velocidad tanto cuesta arriba como cuesta abajo”

¿Quiere esto decir que los ingenieros de la automoción desde 1910 hasta 1945 no pensaban? ¿Quiere esto decir que no se innovó en automoción en 35 años? Evidentemente no y menos en una época en la que realmente estaba todo por hacer.

El primer coche

Desde la aparición del primer vehículo a vapor (1769), creado por Nicolás-Joseph Cugnot, han pasado muchas cosas, pero una tónica general es que la innovación ha tardado décadas e incluso más en llegar a la mayor parte de población.
“Si está así será por algo” pensarían hasta que en 1945 alguien pensó en solucionar un problema del que nadie había sido consciente. Diez años después se instala, como siempre, en coches de alta gama y 50 años más tarde llega a todos los usuarios de la vía. Por desgracias es la tónica general de la innovación en automoción. Este es un ejemplo de un avance tecnológico aparentemente sencillo, pero hay tantos ejemplos como tecnologías existen.

Hoy asistimos a la innegable emergencia del coche eléctrico, pero sin embargo pocos saben dónde está el origen. El origen es discutido, aporto unos ejemplos: “En 1828, Ányos Jedlik, inventó un modelo embrionario de motor eléctrico. En 1834, un herrero de Vermont llamado Thomas Davenport construyó un artilugio similar que operaba en una pista corta, circular y electrificada. En 1835, el profesor Sibrandus Stratingh en los Países Bajos, y su asistente Christopher Becker crearon un coche eléctrico a pequeña escala, alimentado por baterías no recargables, etc…”

Los híbridos son el presente pueden pensar, más bien son cosa del pasado y no precisamente de hace una o dos décadas: “En 1911, el primer vehículo híbrido de gasolina y eléctrico fue puesto en circulación por la Woods Motor Vehicle Company de Chicago. El híbrido fue un fracaso comercial, demostrando ser demasiado lento para su precio, y con un mantenimiento complicado”

¿Hay cosas por inventar? Seguro que sí, cada día más. Las ideas no valen nada, lo realmente valioso es saber implementarlas. En la automoción tenemos decenas o centenares de casos en los que los avances tecnológicos han tenido que esperar incluso 100 años para convertirse en realidad.
¿Se apunta a #DemocratizarLaSeguridad?

“El Verdadero viaje es el que termina como comenzó, con felicidad e inocencia” RK.

ANTERIOR

Black Friday en RiveKids

SIGUIENTE

Como meter tres sillas en un Volkswagen Passat

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies