Fabricado en España

RiveMove_hecho_España

Fabricado en España

Fabricado en España
RiveMove_hecho_España

RiveMove está fabricado en España

¿Qué significa que RiveMove está fabricado en España? Muchas cosas, pero la primera de ellas es cumplir un sueño de un grupo de emprendedores que tenían claro que solo hay un camino para reflotar el tejido industrial español: Creyendo en él.

Personalmente he crecido en un ambiente industrial, en una micro pyme para ser más concretos, y eso me ha dado siempre una visión muy especial de lo que significa la fabricación en origen de los productos. No tengo nada en contra de aquellos que fabrican deslocalizados o incluso en contra de aquellos que fabrican en países con mano de obra en dudosas condiciones, no me gusta, pero entiendo que haya quien prefiera hacerlo.

Hay quien puede pensar que comercializar un producto que está fabricado en España es una elección sencilla, pero la realidad es bien distinta. Fabricar en España, según en qué sectores, es bastante caro. Sin embargo, el equipo de emprendedores de RiveKids tenía la decisión tomada de fabricar en España a cualquier precio. La razón fundamental no es la comodidad, el tenerlo al lado o la falta de capacidad para fabricar en otro continente: NO! La razón es que creemos en el tejido industrial nacional, creemos en la calidad, en las empresas pequeñas que cada día luchan por ser competitivos con gigantes que crecen a base de consumidores low cost.

rivemove_fabricado_españa Rivemove_fabricar_españa
El precio de RiveMove

Aquí llega lo más complicado de todo, los consumidores. Fabricar en España es una decisión sencilla porque conozco el tejido industrial, su capacidad y su buen hacer, también conozco el coste real de fabricar un producto y para eso haría falta algo más que un post para explicarlo. Pobres ingenuos aquellos que piensan que fabricar algo es comprar materia prima, transformarla y empaquetarla. Incluso si compras material transformado y “terminado” listo para entregar a clientes, los pasos son más y más complejos de lo que la mayoría pueda imaginar.

A la vez que la complejidad de fabricar aumenta, también aumenta la satisfacción de hacerlo y si es el propio consumidor el que felicita por el producto entregado, la satisfacción es máxima. Retomando lo más complicado: el cliente, consumidor, potencial usuario o cualesquiera que sean las palabras para definirlo, podemos pensar que si nos dirigimos a un mercado español el “Made in Spain” puede ser una ayuda a la hora de la comercialización. Posiblemente sea una ayuda o no, pero durante décadas las grandes marcas de consumo nos han educado como consumidores a comprar por precio y no por origen del producto, nos han enseñado a comprar por ofertas y no por necesidades, nos han ensañado a ser ¿robot de usar y tirar? ¿robot del low cost?… Podríamos estar filosofando, debatiendo y habría un interesante debate. Sin embargo, ante opiniones aportamos datos y además datos de nuestros primeros 12 meses en mercado.

Los datos son sencillos, ventas en distintos países de dos continentes, sí, pero ¿qué pasa con la percepción del precio de nuestros potenciales clientes? ¿un producto fabricado en España está bien o mal valorado?
Aportemos datos:

 

  • En 365 días unas 150 personas han mostrado en redes sociales que RiveMove es un producto caro, sin embargo, de todas ellas solo tenemos conocimiento de un cliente que después de tenerlo instalado ha mostrado su descontento con el precio.
  • Está claro que además hay devoluciones, no es el caso ya descrito, esperaba más por el producto y expresó su disconformidad. Hablando de devoluciones y aportando datos: Menos del 3 % de las compras on-line terminan en devolución.
  • En 365 días hemos vendido más de 2.500 RiveMove por Europa y América, principalmente en España. De la mayoría de estos clientes el índice de satisfacción es bastante alto: 96,10 % de nuestros clientes recomienda RiveMove.
  • Aportemos otro dato sobre la percepción del precio en nuestros clientes: En 10 ocasiones los clientes han pedido on-line 2 packs de RiveMove pensando que estaban comprando únicamente 2 RiveMove. Este error tan común nos demuestra que el precio no es inconveniente en muchos de los casos para adquirir la tecnología, ya que pudiéndola comprar por 249 € la intentan adquirir por 498 €. En estos casos se les avisa y pregunta si necesitan 2 o 4 para abonarles la diferencia y mandar solo aquello que necesitan.

 

Ya para concluir, solo destacar dos cosas: La satisfacción de fabricar en España junto con la satisfacción de los clientes en estos primeros 12 meses nos dan la gasolina necesaria para seguir fabricando RiveMove y sobre todo para seguir innovando en nuevas tecnologías en el ámbito de la seguridad pasiva del automóvil. Porque para nosotros y para la mayoría de nuestros clientes la calidad que aporta fabricar en España si es un valor positivo.

ANTERIOR

¿RiveMove es necesario?

SIGUIENTE

RiveMove, un año en el mercado

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies