¿Cómo debería viajar una mascota en un coche?

¿Cómo debería viajar una mascota en un coche?

Las mascotas son parte de nuestra familia y además de llevarlas al veterinario también las llevamos con nosotros en la mayoría de actividades familiares.

Ante esa realidad nos surge la pregunta ¿Cómo debería viajar una mascota en el vehículo?

Dentro del vehículo todo debe estar sujeto con elementos especialmente diseñados para ello porque así se podrá garantizar la seguridad del conjunto de ocupantes del vehículo. Un cinturón de seguridad está diseñado especialmente para sujetar y proteger a un adulto de unos 75 kg y 175 centímetros, las sillas de coche están diseñadas para proteger a los niños, ¿qué o quién protege a las mascotas dentro del habitáculo?.
Si en un coche viajan 4 personas y una de ella no tiene abrochado el cinturón de seguridad, ante un impacto o deceleración brusca su cuerpo golpeará al resto de ocupantes del vehículo pudiendo ocasionar graves consecuencias para todos ellos.

Si llevamos a nuestra mascota suelta en el habitáculo no solo no la protegemos a ella de un impacto sino que estamos poniendo en riesgo al resto de usuarios del vehículo. Este tema no es exclusivo de las mascotas, lo es de cualquier elemento suelto dentro del habitáculo.

Pongamos un ejemplo, no sin antes contextualizar. La velocidad no es lo importante, lo importante es la aceleración, al menos para conocer la severidad del accidente. La fórmula para calcular la Fuerza, hasta la fecha, es F=m*a (masa * aceleración). Es muy común, por desgracia, encontrar a personas que siguen pensando y escribiendo las aceleraciones como fuerzas… eso es otro tema.

Una mascota de 10kg de masa * 14g de deceleración es igual a 1370 Newton de fuerza o expresado en otra unidad de medida 137 kilogramos fuerza.

Una mascota de 10kg de masa * 25,22g de deceleración es igual a  2474 Newton de fuerza o expresado en otra unidad de medida 247 kilogramos fuerza.

¿14g o 25g es mucho o es poco? En realidad es lo que es, en concreto los 25g es la deceleración de un carro de ensayo que decelera de 49 km/h a 0 en aproximadamente 650mm. Y, ¿eso es mucho o es poco? Es lo mismo que sufre una silla de coche en un impacto frontal en la homologación de la ECE R44/4 o en la ECE R129.

Mascotas con elementos de seguridad

Podemos pensar que esta deceleración y esta fuerza de impacto no son para ti, porque tu llevas a la mascota con un arnés. Suponiendo que el arnés sea capaz de retener parte de la mascota y sin tener en consideración, por esta vez, la seguridad de la propia mascota no podemos dejar de tener en cuenta el resto del cuerpo de dicha mascota.

Veamos en algunos de los vídeo que podemos encontrar en internet lo que puede pasar con la mascota:
https://www.motor16.com/videos/crash-test-sistemas-de-retencion-para-perros/

https://www.youtube.com/watch?v=iRnpa64SW70
https://www.youtube.com/watch?v=WYXFNTCyYx4

También podemos llevarlo en su transportín encima de los asientos y entonces puede pasar lo que no esperas:

https://www.youtube.com/watch?v=wQdy17DHzjg

Lo ideal es que viaje en el maletero dentro de su transportín, de viajar en el habitáculo y solo si por tamaño es posible, podría hacerlo en el suelo del chasis sujeto entre el asiento delantero y el trasero.
https://www.youtube.com/watch?v=hwvxWhZnIy8

Después de visionar estos vídeos podréis comprender que lo mas seguro para la mascota y para el resto de usurarios del vehículo es que los animales viajen en el maletero en su transportín.

Tan peligroso es un perro suelto como una bolsa de viaje o una Tablet, ante una deceleración brusca todos ellos podrán golpear con fuerza a uno o varios de los ocupantes del vehículo.

ANTERIOR

3 sillas de coche en un Kia Ceed

SIGUIENTE

Normativa R-129 y sus fases

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies